lunes, 30 de mayo de 2011

Nos preguntamos que hacer si nos llueve en el Camino de Santiago. Personalmente he encontrado en "www.unavueltaypacasa.com" un listado de opciones según el carácter que realmente me han parecido muy divertidas y son las siguientes:

  • Optimista: ¡Bahh!, esto es una nube, seguro que para.

  • Pesimista: Mira que lo sabía ¿ehhh?. Esto no tiene pinta de parar. Menuda mierda.

  • Vasco: ¡Aiba la ostia!, Si son cuatro gotas joer.

  • Machote: Sí que llueve sí, pero vamos a ver... ¿qué somos, hombres o ratones?.

  • Sibarita: ay, ay, ay, cómo llueve, se me ha mojado la camiseta, y el pantalón, ... ¡qué horror! (miento, este ejemplo es hipotético porque seguramente una persona de este perfil, ni siquiera se plantearía viajar en bicicleta).

  • Gruñón: Me cago en todo lo que se menea, ¡ahora se tenía que poner a llover!

  • Intelectual: Ohhh, interesantes esos cúmulos nubosos y sopla viento noreste. Creo que tenemos encima una horriblus tormentus.

  • Chuck Norris: (Como si nada) Las gotas nunca se atreven a mojarle, y regresan de nuevo a la nube.

No hay nada como tomarse con humor las cosas que son inevitables, así que si nos llueve... mientras circulemos con cuidado no tiene por que pasar nada. Y por mojarnos... nos vamos a tener que duchar igualmente...

Hay que decir pero, aunque soy mujer, creo que sería un buen machote optimista vasco gruñón. Porque una cosa no quita la otra y sería un poco de todo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario