domingo, 19 de junio de 2011

Camino de Santiago - Etapa 2

Nos levantamos a las 7 de la mañana y después de desayunar unas tostadas con mantequilla y mermelada tomamos la subida a la Cruz de Ferro xino xano. En un pim pam llegamos a la cruz, hacemos la sesión de fotos y nos estiramos en el césped como lagartijas disfrutando del sol.

Hacemos la bajada por carretera ya que me han insistido que no vaya por el camino sin los frenos en perfecto estado porque la bajada es muy pronunciada y larga. La bajada por la carretera es interminable a la par de impresionante. Llegamos a Acebo y nos encanta. Mas fotos en el puente.

Tiramos hasta Ponferrada. Hacer calor. Los termómetros marcan 29 grados. Nos compramos un pollo a last con patatas y nos lo comemos enterito entre las dos, en el césped de un parque mientras descansamos y nos acosan los perros. El centro no está mal. A partir de aquí disfrutamos bastante el camino porque ya es mas rural. Nos paramos varias veces a deleitarnos de las cerezas del camino, imposible de resistir la tentación (y a caballo regalado...).

Mi bici hace bastante ruido. Tocaría pegarle un lavado y engrasarla a ver si deja de hacer rac rac y piu piu. Pasando por un pueblo al que le cambio el nombre de Trabadelo a "Travelo" Yolanda se para a charlar con una anciana. De hecho, se para a charlar con perros, gatos, vacas y cualquier cosa que se mueva. Dicha anciana es forofa del Barça y nos canta casi toda la plantilla. Ha sido curioso verlas discutir de si era mejor el Barça o el Madrid (Yolanda es del Madrid).

Nos volvemos a encontrar los vascos. Ellos se quedan a dormir en el pueblo anterior para calentar mejor para la subida a O Cebreiro. Todo el mundo dice que la subida es de lo peor que hay. Llegando al albergue de Ruitelan, mas chula que un ocho le pregunto al dueño si le quedan habitaciones. Como es de esperar el tío se parte de risa. Cenamos sólo fruta porque llevamos un empacho de aupa. Por cierto, hoy me he quemado una parte insólita del cuerpo: la orejas. Tengo unas ampollas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario