miércoles, 22 de junio de 2011

Camino de Santiago - Etapa 5


Nos levantamos en un pim pam en Melide y salimos a desayunar. Como extrañamente hoy hemos llegado y desayunado antes que los chicos, aprovechamos para ir adelantando camino, aunque yo creo que nos dan ventaja para no tener que esperarnos en cada repechón... creo que han aparecido a unos 12 km....

Aun siendo el último día ya que llegábamos a Santiago, el camino no dejó de ser rompe-piernas de tanta subida y bajada. Al menos, todo y lo que costaba se hizo ameno y divertido ya que nuestros pros particulares nos hacían de grupo de apoyo: "arriba", "venga susi!", "no os paréis!",
"concentración", "todos mirando el suelo", "hincha esa rueda"...
El último día estaba siendo un reto ya que nos quemaban las piernas y dolían las rodillas, pero solo de pensar que al final de la cuesta estaba el restaurante y la merecida recompensa, la motivación hizo que nadie bajase de la bici. (Muertos pero con orgullo...). Después de comer había el repechón final hasta el Monte do Gozo y el albergue, era duro, pero ya nada nos podía parar. Mira si lo dábamos todo que al llegar al albergue en vez de descansar descargamos las alforjas y nos fuimos ya directamente a Santiago a hacernos el book de fotos, la compostelana y las gestiones varias. Al acabar dejamos a los chicos y Yolanda y yo tiramos para el albergue porque nos parecía que la vuelta sería mortal. Pero no fue así, aunque nos perdimos porque mi instinto me fallo. Tuve que conectar el GPS .para reubicarnos y nos fue la mar de bien, aunque estuvimos a punto de meternos en la autopista porque no caí en activar la opción de "evitar peajes". Menos mal que vi la señal de prohibida la circulación de carros, bicis, viandantes que si no pagamos y todo...

Cenamos en un restaurante donde la mariscada era tremenda e interminable. Le dimos al vino y al orujo para variar, nos echamos unas risas como nunca y a la camita a dormir si nadie roncaba. Bien, alguien roncó pero encontré mis tapones ya casi ni me enteré

No hay comentarios:

Publicar un comentario