viernes, 23 de marzo de 2012

Cabrilenca 2012 - Camines o corres? La crónica...


Y con ese lema "camines o corres" hicimos el 26/02/2012 la 7ª caminada popular de Cabrils: la Cabrilenca. Que mas que andar o correr lo que hicimos fue hacer el cabra por el monte...
Que decir, fueron 20 km llenos de sudor, esfuerzo y cansancio intensos. Empezamos ascendiendo y aun no llevábamos 3 km que ya vimos que nos dirigíamos al infierno... Nada mas al principio ya nos separamos unos de otros para intentar ir cada uno a su ritmo.
Las pendientes eran cada vez mas inclinadas hasta que llego un momento que solo podíamos grimpar con la ayuda de las manos. De hecho, fue tan apoteósico que ni siquiera me di cuenta que subimos y pasamos por el castillo de Burriac (iba tan concentrada y tan a piñón que pasé de largo). Pasado este punto la cosa se fue normalizando, combinando bajadas y subidas campo a través y trialeras.
Los avituallamientos tenían un poco de todo: naranjas, plátanos, chocolate, frutos secos húmedos... Fue de agradecer. Quizá falto agua mas a menudo ya que pasamos mucha sed...
Fue duro, vamos a reconocerlo, cada vez que mirábamos cuantos kilómetros llevábamos parecia una broma. Hicimos la mitad del recorrido y en vez de 10 parecían ya los 20 km... así que podeis imaginar los posteriores lo lentos que se nos hicieron. La repetida frase del día: "Dime que ya se acaba la subida!"... Quería decir "Sálvate tu y déjame aquí" pero el orgullo me pierde...
En un momento de despiste (es lo que tiene ir por el monte por sendero peligroso con el móvil en la mano) perdí el equilibrio y me caí toda yo en unas zarzas. Me tuvieron que sacar entre 3 porque no me podía mover. Notaba los afilados pinchos en todo el cuerpo aunque lo único que me preocupaba era la cara, por suerte, solo me sangraron los brazos, así que un poquito de agua de los buenos samaritanos que me ayudaron y pa lante.
Cuando ya quedaba poco para llegar (3 km o así).. Nosotros que somos muy machos nos pusimos a correr, total, las piernas no nos pueden doler mucho mas. Nos pasamos el camino, hicimos mas vuelta de lo normal, etc etc, pero al final llegamos, que es lo importante. Allí nos esperaba el resto, que visto el percal fueron mas inteligentes y hicieron un recorrido un poquito mas corto, exceptuando el Padre de Saray, que lo hizo entero a máxima velocidad, pero también tubo un camino accidentado teniendo la mala suerte de caerse y golpearse la cabeza con un árbol (no hicieron falta puntos). Lo que digo yo: hacer el cabra por el monte. En mi opinión, creo que dada la dificultad de la caminada popular, en vez de "Cabrilenca" se podría llamar "Cabronasa"...
pero la volveremos a hacer! Y en menos tiempo...

Y aquí pillados llegando a Burriac...