viernes, 22 de junio de 2012

Una vuelta un viernes por la tarde: Crónica y crítica

Esta tarde como me tocaba salir pronto del curro he aprovechado para dar una vuelta con la burra. Una vuelta de 3 horas y media aproximadamente y 51 km. Subida por Santa Mónica dirección Corredor y desviación a Vallgorgina por el camino que se hace la Tordera-Mataro. El camino estaba bastante mal para bajar. Solo decir que se me ha ido la bici, calas puestas y rodilla al suelo, pero ya no viene de una marca mas de guerra... En el llano donde se hace la buti en la Tordera-Mataro he aprovechado para limpiarme en la fuente los churretes de sangre de la herida, que no quedaba bien ya que me llegaban hasta el tobillo...
Después ya Arenys y de tranquis hasta Mataró. Y de tranquis quiero decir armándome de paciencia y autocontrol para no morder a nadie. Entre el chulo playa señor del Cayenne que lo que tiene de coche le falta de cerebro, y lo sorda que está la gente que no se aparta... que me he tenido que poner un timbre de esos de verano azul en la bici para no arrollar a nadie y ni así, que quieren, ¿una bocina de camión?

Esta claro que en verano si se desea desconectar satisfactoriamente lo mejor es alejarse de la costa y adentrarse en la naturaleza, que bichos los hay igual pero al menos no sacan de quicio...

2 comentarios:

  1. ay sí, no tengo remedio, yo soy así. Tampoco me quitará el sueño, almenos no soy cobarde.

    apa!

    ResponderEliminar